Cómo domesticar dinosaurios en ARK: Survival Evolved

Domina el arte de cómo domesticar dinosaurios en ARK: Survival Evolved con ésta guía de consejos.[post_relacionado id=»18072″][post_relacionado id=»15618″]

Cómo domesticar dinosaurios en ARK

[post_relacionado id=»14920″][post_relacionado id=»19982″]

Uno de los mayores atractivos de ARK: Survival Evolved de Studio Wildcard es la posibilidad de domesticar y mantener a tus propios dinosaurios. Este aspecto del juego no sólo es muy divertido, sino también muy útil.

Los dinosaurios y otras criaturas pueden utilizarse para recoger recursos, atacar a los enemigos y defender tu base de los intrusos. Además, ofrecen otra capa de personalización al juego, ya que puedes subirlos de nivel y decorarlos con nuevas y geniales pieles.

Para los recién llegados al juego, puede resultar bastante intimidante saber por dónde empezar con el proceso de domesticación. Lleva mucho tiempo conseguirlo y los alimentos correctos para cada animal son diferentes y sólo se pueden encontrar a través de la prueba y el error.

Acá te dejo una práctica guía sobre cómo domesticar dinosaurios en ARK: Survival Evolved para facilitarte el proceso. Te ayudará a empezar y te dará algunos consejos sobre cómo cuidar a tu animal.

1. Elige el animal adecuado

El tipo de animal que debes domesticar depende del uso que le vayas a dar. Por ejemplo, si buscas algo que sea fácil de conseguir y que ofrezca una protección ligera, opta por un Dilophosaurus. Son capaces de llevar equipo extra y pueden actuar como perros guardianes que protegen tu base contra los asaltantes.

Si necesitas algo para recolectar piedras preciosas, entonces un Ankylosaurus es probablemente el mejor animal para ti. Son excelentes para extraer materiales como el metal y el cristal, que necesitarás para las recetas de artesanía más adelante.

Casi todas las criaturas de ARK: Survival Evolved tienen habilidades especiales que puedes aprovechar. Estas pueden ser cosechar ciertos recursos, defenderse de los enemigos o ayudar a sortear obstáculos como ríos o acantilados. Aprende más sobre cada animal recogiendo las notas de explorador repartidas por el mapa y observando su comportamiento en la naturaleza. Merece la pena.

2. Lleva el equipo adecuado

Puedes domesticar a ciertos animales simplemente alimentándolos desde tu barra de calor. Reconocerás a estas criaturas por el mensaje en pantalla que aparece sobre ellas siempre que estés cerca. Si no aparece ningún mensaje, tendrás que intentar una aproximación más violenta a la domesticación. Para ello, primero tienes que golpear al animal.

Los palos de madera y las hondas son las herramientas perfectas para inmovilizar a las criaturas más pequeñas, como los Raptors y los Dilophosaurus, mientras que las criaturas más grandes necesitarán flechas tranquilizantes, dardos, ballestas y rifles de cuello largo. Estos objetos más costosos te darán más posibilidades de dejar inconsciente al animal, pero requieren muchos más materiales para su fabricación.

Una vez que hayas dejado inconsciente a la criatura, los narcóticos ayudarán a mantener al animal inconsciente, así que asegúrate de llevar algunos. Sólo tienes que pasarlos de tu inventario al suyo, y su letargo aumentará gradualmente, dándote más tiempo para trabajar.

3. Elige el lugar adecuado

La doma puede llevar mucho tiempo, así que es vital que elijas bien el lugar. Escoge un lugar cercano a un refugio, donde no haya asentamientos y sea menos probable que te encuentres con otros jugadores. Serás extremadamente vulnerable mientras domesticas, así que permanecer oculto es tu mejor defensa contra las emboscadas.

Otra consideración que debes tener en cuenta es situarte cerca de un lugar que tenga muchas plantas. Esto te permitirá cosechar narcoberries adicionales, evitando que tengas que hacer una búsqueda frenética de última hora si se te acaba y necesitas alargar el letargo de un animal.

4. Cocina con los ingredientes adecuados

Hay algunas formas de acelerar el proceso de amansamiento, pero la más eficaz es utilizar los ingredientes adecuados.

La mayoría de las criaturas tienen un tipo preferido de croquetas que puedes darles para aumentar su eficacia de amansamiento. Las croquetas se hacen cuando pones diferentes tipos de huevos de animales dentro de ollas o cocinas industriales con cultivos avanzados, mejoberries, algo de fibra y un odre que esté lleno en un 25%.

Estas recetas se pueden encontrar en el cuerpo de los grandes carnívoros, como los Megalodones, los Spinosaurus y los Carnotaurus, pero tendrás que experimentar un poco para saber qué croquetas funcionan mejor con cada animal.

Si no tienes acceso a una olla o a alguno de estos ingredientes, la mejor alternativa es la carne cruda de primera y los mejoberries. Para los carnívoros, recoge la carne de primera cruda de los estegosaurios, paracos y mamuts. Mientras tanto, para los herbívoros, coge algunas mejoberries de tu entorno para alimentar a las criaturas.

5. Únete a una tribu

Una forma fácil de hacer más llevadera la domesticación es unirse a una tribu. Este enfoque tiene una serie de ventajas. Por ejemplo, puedes formar un equipo para ayudar a encontrar los recursos necesarios y ponerlos en común. También puedes situar a un jugador cerca para que te proteja y evite que te ataquen.

Sin embargo, la parte más útil de esta disposición se produce al empezar a aturdir al animal. La formación de equipos reduce el esfuerzo que cada persona debe realizar para aturdir a un animal. Esto significa que puedes pasar a la parte de la doma mucho antes.

6. Proteger al animal

Ya has conseguido el animal que querías y te lo llevas a casa, ¿y ahora qué? Lo más importante es mantenerlo a salvo.

Una forma de hacerlo es construir un recinto para ellos con una pared de piedra o metal y una puerta para dinosaurios. Otra es mantener a los animales voladores fuera del alcance del peligro dejándolos en su techo.

La idea es hacer que sea lo más difícil posible para los jugadores alcanzar a tus dinosaurios. Esto significa hacer que los asaltantes usen toneladas de recursos para derribar tus muros y romper tus defensas.

7. Sube el nivel de tu montura

La defensa no es lo único de lo que debes preocuparte, también debes intentar subir el nivel de tu montura.

Hay varias formas de hacerlo. Podría decirse que la mejor opción es usar tu animal para matar presas difíciles. Esto le dará mucha XP, dependiendo del nivel y del tipo de animal que ataque.

También hay soluciones menos violentas. Puedes hacer que un miembro de la tribu se siente en tu montura mientras tú haces manualidades para compartir experiencia, o usar tu montura para buscar recursos. Todo esto te permitirá ganar la experiencia necesaria para aumentar las habilidades de tu criatura.