Cómo hacer un circuito eléctrico casero con materiales reciclados

¿Te gustaría aprender cómo hacer un circuito eléctrico casero con materiales reciclados? Un circuito eléctrico es un camino por donde circula la electricidad desde una fuente de alimentación hasta un dispositivo que la aprovecha, como una bombilla o un motor.

En este artículo te enseñaremos cómo hacer un circuito eléctrico sencillo con materiales que puedes encontrar en tu casa o en la basura, como pilas, cables, pinzas de madera, clavos o bombillas.

¿Qué materiales necesitas para hacer un circuito eléctrico casero?

Para hacer un circuito eléctrico casero con materiales reciclados necesitas los siguientes elementos:

  • Dos pilas grandes o un portabaterías con varias pilas pequeñas.
  • Dos cables aislantes de unos 50 cm cada uno. Puedes usar cables de campana, de auriculares o de cualquier aparato electrónico que ya no funcione.
  • Una pinza de madera para tender la ropa.
  • Un pequeño bloque o tabla de madera.
  • Un clavo, dos chinches y un clip de papel.
  • Una bombilla de linterna de 3 voltios o una bombilla con casquillo E10 de 3,7 a 4 voltios.
  • Un portalámparas con casquillo E10 (opcional pero recomendable).
  • Un interruptor (opcional pero recomendable).
  • Cinta aislante.
  • Tijeras o pelacables.

Cómo hacer un circuito eléctrico casero con materiales reciclados paso a paso

Para hacer un circuito eléctrico casero con materiales reciclados, sigue estos pasos :

Prepara los cables: Corta los cables aislantes en tres trozos de unos 50 cm cada uno y retira el plástico de los extremos con las tijeras o el pelacables, dejando al descubierto unos 2,5 cm de hilo metálico.

Conecta las pilas: Si tienes un portabaterías, coloca las pilas dentro respetando la polaridad. Si no tienes un portabaterías, une las pilas con cinta aislante de forma que el polo positivo de una toque el polo negativo de la otra. Luego, fija un cable a cada extremo de la pila o del portabaterías con cinta aislante, asegurándote de que el metal haga contacto.

Instala el interruptor: Si tienes un interruptor, sujeta el extremo libre de uno de los cables al tornillo metálico del interruptor. Para ello, afloja un poco el tornillo, enrolla el cable en forma de U alrededor del tornillo y vuelve a apretarlo. Si no tienes un interruptor, puedes omitir este paso o hacer uno casero con una pinza de madera, un clavo, dos chinches y un clip de papel (te explicaremos cómo más adelante).

Coloca la bombilla: Si tienes un portalámparas, enrosca la bombilla en el casquillo. Si no tienes un portalámparas, sujeta la bombilla con cinta aislante. Luego, une el extremo libre del cable que está conectado al portabaterías o a las pilas con la base del portalámparas o de la bombilla con cinta aislante.

Cierra el circuito: Con el cable que te queda, solo te falta unir el portalámparas o la bombilla con el interruptor si lo tienes o con el otro extremo del portabaterías o de las pilas si no lo tienes. Para ello, usa el mismo método que en los pasos anteriores.

Fija los componentes: Pega todos los componentes a la base de madera con cinta aislante o clavos para que queden bien sujetos y ordenados.

Haz un interruptor casero (opcional): Si no tienes un interruptor y quieres hacer uno casero, puedes usar una pinza de madera, un clavo, dos chinches y un clip de papel. Clava el clavo en el centro de la pinza y dobla el clip en forma de U. Coloca los dos chinches en la base de madera, uno a cada lado del clavo, y asegúrate de que el clip pueda tocarlos al abrir y cerrar la pinza. Conecta los extremos del cable que va desde el portabaterías o las pilas hasta la bombilla a cada uno de los chinches con cinta aislante. De esta forma, podrás encender y apagar la bombilla abriendo y cerrando la pinza.

¿Qué beneficios tiene hacer un circuito eléctrico casero con materiales reciclados?

Hacer un circuito eléctrico casero con materiales reciclados tiene varios beneficios, tanto para ti como para el medio ambiente. Algunos de ellos son:

  • Aprendes los principios básicos de la electricidad y el funcionamiento de los circuitos eléctricos.
  • Desarrollas tu creatividad, tu ingenio y tu habilidad manual al usar objetos cotidianos para crear algo nuevo y útil.
  • Ahorras dinero al no tener que comprar materiales nuevos o caros para hacer tu circuito eléctrico.
  • Reduces el impacto ambiental al reutilizar materiales que de otro modo acabarían en la basura o en el vertedero.
  • Te diviertes y pasas un buen rato haciendo una actividad educativa y entretenida.

Espero haberte ayudado con cómo hacer un circuito eléctrico casero con materiales reciclados. Si te sirvió, por favor comparte el artículo en tus redes.