Saltar al contenido
Jonatan Almeira

Leo Patti: “Bolívar hace cinco años seguidos que está en la última semana de juego”

Leo patti-Bolívar

Se terminó una nueva temporada para Personal Bolívar. Luego de la desazón de no haber podido lograr la defensa del título en las finales, el capitán Leo Patti realizo un balance de la temporada. Leo patti-Bolívar

Leonardo Patti, fue el capitán de Personal Bolívar por segundo año consecutivo. Y es el primero que analiza lo que dejó la temporada, las finales, las lesiones y lo que viene. El punta receptor celeste es claro y sin vueltas al momento de dar su parecer sobre las finales: “Con respecto a la serie final (Personal Bolívar cayó ante UPCN), me parece que llegamos muy cansados, no desde lo físico, sino desde lo mental. Creo que el equipo tuvo que batallar muchísimo este año, dejo todo lo que le quedaba en los dos partidos en casa, se nos escapo el primero, ahí estuvo una clave que no hayamos llegado al quinto juego. Ya cuando fuimos a San Juan nos encontramos con un equipo que nos supero, parte por mérito de ellos y parte por nuestra responsabilidad de no poder mantener el ritmo que habíamos mantenido los dos primero juegos. Creo que fue un claro campeón UPCN.

Ellos supieron que el primer juego allá fue muy desequilibrante, salieron a matar la serie, sabiendo que no podían perder ningún partido de local, les salió bien. Jugaron un grandísimo nivel, nosotros ya muy cansados de tanta batalla, bajamos los brazos, y esa es la única deuda que tenemos.”

Para también Leo Patti sabe que el tema lesiones no se puede pasar por alto al momento de pensar sobre el año de Personal Bolívar: “De la temporada quedan varias cosas positivas, que Bolívar haya jugado el mejor Mundial en la historia de los Mundiales de Clubes no es poco. Volvimos a jugar un Sudamericano de Clubes. El sabor amargo que nos queda es que en todas las competencias nos pasó algo. Armamos el equipo pensando en el Mundial, en como se iba a jugar, ahí sufrimos la lesión de la Mummy (Demián Gonzalez), tuvimos que cambiar el equipo, vino la desvinculación de Milos Nikic para poder incorporarlo a Depestele. Vino Frank, logramos mantener una gran segunda vuelta, fuimos al Sudamericano, lo teníamos a Lomas para ganar y quedar primeros de grupo, íbamos ganando 1 a 0 cómodo, podíamos evitar a Sada en el cruce, y ahí se rompe Frank. Sin hablar de la lesión del Tero (Agustín Ramonda), a la primer semana de entrenamiento, sin hablar de las lesiones que hubo en el medio. Te quedas con esa sensación amarga que cada vez que el equipo más o menos levantaba le pasaba algo.
Después la lesión de Galdón. Nos ha seguido “la Parca” bastante de cerca esta temporada. Es difícil a la hora de hacer el balance, es imposible no poner esas cosas malas, encima perdiendo el campeonato.
Intento a la hora de analizar ver las cosas positivas sobre lo negativo, es que Bolívar pudiéndose haber agarrado de todo esto, si hubiera quedado afuera en semi o en cuartos tenía la excusa perfecta, pero este equipo tuvo tanto orgullo que se logró anteponer ante estas situaciones, y logró poner a Bolívar en las finales. No tocó ganar, pero las finales las juegan dos, los demás la miran por televisión, y Bolívar hace cinco años seguidos que está en la última semana de juego.”
Una de las sensaciones que le quedó flotando a los hinchas celestes es que hubiera ocurrido en la serie final sin tantas lesiones que diezmaron el equipo: “Los”hubiera” en el deporte no existen. Porque UPCN te puede decir, vos hubieras tenido a Depestele, si ellos hubieran contado con Uchicov o Filardi, cada uno tiene las suyas. Nosotros tuvimos un montón y gravisimas, pero nos tocó esta. Más allá de sentirse mal, porque si hubiera estado alguno más podríamos haber salido o no campeón, hay que valorar que este grupo humano, jugadores, cuerpo técnico, cuerpo médico, realmente puso todo lo que tiene y un poco más. Lo demostró la gente yendo a San Juan, sabiendo que el equipo tenía muchas chances de no ganar, y así todo el aplauso al final, y el aliento de la gente que fue, le da a uno ese pequeño consuelo de saber que se quedó “vacío” y la gente lo vio.” expresó Patti
Uno de los puntos destacados de la temporada fue una nueva participación de Personal Bolívar en un Mundial de Clubes. Con la importancia de la cita de este año, siendo en Polonia, y con los mejores equipos del continente. Para Patti fue la segunda experiencia en estos torneos de la elite del deporte: “Desde la parte “cholula” fue una cosa espectacular, ya el año pasado cuando me tocó jugar mi primer Mundial de Clubes fue fantástico. Ya en el segundo, esa sensación de estar en la mejor fiesta, y que no teníamos chances de meternos entre los cuatro primeros, si el equipo hubiera estado como tenía que estar, pero no. El año pasado en el Mundial de Brasil sabíamos que teníamos que ganarle a UPCN para quedarnos con el grupo, ir a una semifinal complicada, y después ir a pelear el bronce con los italianos, que los tuvimos ahí, de subirnos a uno podio. Ese Mundial de Polonia, ya en el viaje, la sensación de ir era dejar todo, y saber que no te iba a alcanzar con esas megapotencias. Desde lo personal una cosa impresionante, ver los estadios, la gente como los llena, la repercusión. Son cosas que no me voy a olvidar nunca más.” 
El “Guerrero” también opinó sobre el futuro, sobre el Bolívar que se viene y se está empezando a armar: “Primero hay que esperar a ver el balance que hará la dirigencia y el cuerpo técnico de lo que fue la temporada. Decirle a la gente que Bolívar en toda su historia, siempre fue un equipo que se armó para estar hasta el último día. Después dependes de un montón de cosas. Está claro que Bolívar va a armar equipo para quedar arriba de los cuatro mejores.” 
A título personal esta temporada fue muy importante para Leo, ya que tuvo muchos minutos en cancha en partidos claves, y respondió a la altura. Él mismo hace referencia a como fue su año deportivo en Bolívar: “Este año, a diferencia de otros, he tenido un mal año personal, por temas personales míos, y he tenido un buen rendimiento deportivo. Me tocó a casi los cuarenta años, hacia muchos años que no me tocaba jugar tanto. Nunca pensé que iba a jugar tanto en Bolívar como me tocó este año. Los número me han ayudado. Se que el próximo año va a volver a ser mi función, de ser tercer o cuarto punta, de no tener tantos minutos en cancha, pero como yo le digo a Javier, estoy acá para lo que necesites, si es para alentar, si es para entrar a recibir una pelota o para jugar casi todos los play offs como me tocó jugarlos. Uno tiene que entrenarse y estar dispuesto a eso, porque uno nunca sabe cuando le va a tocar una oportunidad.”  
Y sobre si seguirá siendo el capitán celeste: “Debo ser cauto. Hay que ver cual va a ser el equipo, si nuevamente seré el capitán, orgullos de serlo y si me vuelve a elegir Javier y el cuerpo técnico feliz de hacerlo. Ya cada vez me van quedando menos cartuchos para gastar, el año que viene no será el último año o uno de los últimos, y ojalá pueda levantar una copa más con mis compañeros y para toda la gente de Bolívar.” 
Por último, Patti dejó unas palabras y sus sensaciones sobre la hinchada, el público de Personal Bolívar y el acompañamiento al equipo: “A la gente como todos los años, pero esta temporada en particular, agradecerles. Que la gente haya viajado a San Juan toda la noche del viernes para estar el sábado allá, sabiendo que el equipo llegaba muy disminuido física y mentalmente, fue más un apoyo que la ilusión de traer la serie a casa. Agradecerles mucho. La contención fue terrible. La gente realmente lloró y se emocionó, y a diferencia de otros años que no se pudo lograr el campeonato, el llanto era de impotencia y de agradecimiento porque este equipo había dejado todo en la cancha, y  la gente se sintió identificada con eso.” 
GENTILEZA PRENSA PERSONAL BOLÍVAR.