¿Qué es y para qué sirve el spinning?

A estas alturas, probablemente hayas oído hablar del Spinning, pero eso no significa que hayas ido a una clase todavía. Sabemos que toda la experiencia puede parecer abrumadora desde fuera, así que esto es lo que debes saber antes de ir al gimnasio por primera vez.

Qué es el spinning

Más intensas que una bicicleta estática, la mayoría de las clases de spinning (o ciclismo indoor) duran entre 30 y 75 minutos.

La intensidad variará a lo largo de la clase gracias a las diferentes posiciones del cuerpo (por ejemplo, de pie o sentado), la velocidad de los pedales y la resistencia.

El instructor le indicará cuándo debe cambiar los ajustes para que su paseo sea como el que se realiza al aire libre, con subidas de colinas, sprints y deslizamientos.

En algunas clases especiales, el pedaleo se mezcla con ejercicios de la parte superior del cuerpo, bandas resistentes o una aventura temática.

Sin embargo, el spinning no es un paseo por el parque. Aumentará el VO2 máximo (la velocidad a la que se transporta el oxígeno a los músculos), una señal de que el cuerpo está siendo forzado.

¿Cuáles son los beneficios de hacer spinning?

Los beneficios del spinning son varios:

  • Es una de las prácticas con menos riesgo de lesiones
  • Ayuda a combatir el estrés
  • Tonifica tu cuerpo
  • Quema calorías y ayuda a adelgazar
  • Mejora la salud cardiovascular
  • Sube el autoestima
  • Fomenta las relaciones

¿Qué partes del cuerpo trabaja el spinning?

Además, todo ese pedaleo hará trabajar a tus cuádriceps, isquiotibiales, glúteos, pantorrillas y tronco.

Los estudios también han descubierto que el ciclismo en interiores (spinning) puede ayudar a perder los kilos de más y a evitar las migrañas, manteniendo el impacto en las articulaciones al mínimo.

Un plan de acción para tus clases

Tanto si eres un novato en las clases de spinning o un experto en el tema, aquí tienes algunos consejos para que el paseo sea un éxito:

Ponte el traje: El cuerpo sudará mucho, así que ponte ropa que absorba la humedad para mantenerte fresco y seco.

En cuanto a los pies, en algunas clases es necesario el uso de zapatillas de ciclismo, pero en la mayoría de los casos se pueden utilizar zapatillas de deporte normales.

Toma asiento: Si es una opción, reserva una bicicleta en línea para garantizar un lugar en la clase. Si no es así, llega pronto para conseguir un asiento.

Y para los novatos, no te dirijas directamente a la parte de atrás: si te pones delante de la bicicleta, te será más fácil seguirla.

Ajusta tu asiento: Conseguir el ajuste perfecto en la bicicleta puede ser complicado, pero una regla general es ajustar el sillín para que esté a la altura de tu cadera.

En cuanto al manillar, colócalo de forma que el cuello y la espalda no se tensen. Y ata o sujeta los pies: Las puntas de los pies deben apoyarse en el centro del pedal y, si te sujetas con correas, asegúrate de que están bien sujetas.

Conoce los números: Algunos instructores indican con números la distancia a la que debes levantarte del asiento.

A grandes rasgos, la posición uno es sentarse en el asiento, la posición dos es un ligero giro sobre el sillín, y la posición tres es una bisagra más dramática hacia adelante, pero aquí están los detalles de cada una.

Insiste en la resistencia: No hay marchas reales que cambiar, pero habrá un mando de resistencia o un ordenador.

Esto controlará la intensidad con la que los músculos deben trabajar para aumentar las RPM (que es la jerga de la bicicleta para las revoluciones por minuto).

Consigue toalla: Mantenga una toalla sobre el manillar para facilitar el acceso; probablemente la necesitará. Se recomienda beber agua a mitad de la carrera para mantenerse hidratado (aunque el «spin ‘n’ sip» definitivamente requiere algo de coordinación).

Elige bien tu clase: ¿Te gusta el club? Opta por sesiones con luces tenues o ambiente de discoteca. Si buscas más aventura, opta por clases que lleven el aire libre al estudio.

Conseguir el ambiente adecuado (para ti) puede hacer que tu sesión sea más divertida y efectiva.

¿Cuántas horas de spinning debo hacer para bajar de peso?

Todo ejercicio cardiovascular o aeróbico empieza a ser efectivo a partir de los 20 minutos, así que si quieres bajar de peso haciendo spinning, tendrás que entrenar como mínimo por 30 minutos y máximo de 1 hora.

El spinning pone las cosas en marcha con sus increíbles melodías, el control de la resistencia y la velocidad, y la intensidad general. Súbete a la bicicleta más cercana y prueba una clase.